jueves, 25 de febrero de 2016

Cien blogs


Para redactar los cien blogs que conforman Pura Vida usé unas 150,000 palabras, casi setecientos mil caracteres que tiñen unas 400 páginas, escritas en Verdana 12 a espacio sencillo. Describir los blogs de esta manera suena a trabajos forzados. Sin embargo escribirlos fue una de las diez cosas más gratas de mi vida, sabiendo de antemano que no es un logro de la importancia del descubrimiento de la vacuna contra el virus del papiloma, pero tampoco es tan banal como un salivazo en el océano. Estos ejercicios composición fueron motivo de reunión para el grupo creciente que los siguió y, en muchas oportunidades, los comentó. Tal vez por eso dicen en la jerga de la Internet que bloguear es un viaje virtual que forma comunidades abiertas. Lo cual explica el ánimo festivo de este blog improbable.
Y en estas páginas virtuales predominó la perspectiva psicoanalítica, el modelo teórico que empleo para explicar la mente. Primero apreció ¿Y Qué Es Psicoanálisis?, un texto recibido con cierto entusiasmo, aun cuando alguien sugirió que trivializaba la disciplina; también se publicó ¿Por qué es difícil ir al psicoanalista?, que me trajo satisfacciones y buenos recuerdos, puesto que fue hecho por encargo. Antinomia, en cambio, trató la relación consciente inconsciente expresada en ambivalencia, la duda continua del querer y no querer al mismo tiempo, y con la misma intensidad; al cabo que El Chisme se refirió a la unidad mente cuerpo y  Elogio del Pesimismo a la capacidad de aprender a partir de la experiencia, que explica, sin ir lejos, el proceso de maduración psicológica y la eficacia psicoterapéutica; entonces fue cuando se hizo necesario redactar ¿Y el presente, qué?, expresando que solo puede vivirse la actualidad, no hay alternativa, puesto que el futuro es incierto y el pasado vago. Por otra parte, la serie sobre sexualidad, que culminó en El Complejo de Edipo, trató problemas en el desempeño de mujeres, hombres y parejas desde la perspectiva psicosomática, y de la construcción de los modelos mentales para actuar, después de todo, el psicoanálisis es el estudio de las relaciones humanas. Luego Hijastras e hijastros, madrastras y padrastros tocó el efecto de la vida moderna en el desarrollo psicosexual de los niños, junto a Sobre Motivaciones Humanas y La Fuerza del Destino se dedicaron al arduo tema del aplazamiento de las gratificaciones, también vinculado a las vicisitudes de la familia, a donde todo empieza.
Pero no siempre los blogs sobre las veleidades del amor podían ser enjundiosos, habrían sido agotadores. Sin embargo, esta decisión llevó a que a veces, algunos comentaristas, calificaran a Pura Vida de trivial, lite y hasta de paparazzi. Incluso, una dama neoyorquina, ahora una amiga en Facebook, me recomendó alguna vez que dejara de ser tan evidente en mi solidaridad de género con la regularidad de los hábitos irregulares de los maridos díscolos, que probara ser discreto o, al menos, neutro; todo esto a raíz de Tiger Woods, el Mejor Marido del Mundo, que a propósito, impulsó a un primo mío, quien también vive en Nueva York, a que me escribiera el primer E mail en veinticinco años. Hasta ese punto lo conmovió este blog. Aun cuando puede sonar ligera y trivial esta manera de ilustrar la tendencia lamentable a la degradación del amor, a pesar de la necesidad humana de querer y ser querido, también fue una forma de reflexión que llevó a muchos a identificarse en la preocupación de que el modelo monogámico siempre está prueba, y flaquea con frecuencia, tal como lo como lo expresó El Matrimonio, Otra Paradoja de la Democracia. Historias, como la del divorcio de Al Gore, de 62 años, luego de un solo matrimonio de 40 años de evolución, a donde se educaron 4 hijos, y después de comprar hace poco una casa de 9,000,000 de dólares, llevan preguntarse qué le habrá disgustado a la señora Tipper, cuando él era el hombre perfecto, estaba dotado de un Nobel de Paz, era ambientalista y no tenía el problema económico, era casi un santo. Pero también utilicé la ficción para explorar estos asuntos. Este es el caso de La Escéptica y Es imposible Vivir Sin Masturbarse, se trata de cuentos que, como cualquier publicación, despertaron reacciones variadas: unos los consideraron autobiográficos y carentes de valor literario, otros los llamaron misóginos y algunos más, los tomaron como aportes valiosísimos a las letras colombianas. Se trató de piezas relacionadas con la publicación de mi libro de cuentos para adultos titulado, Los Hombres También Pueden Amar. Hasta que por último, Crónica de un divorcio anunciado me sirvió de origen para una novela que está en construcción en este momento, la llamé Ironía; La completa verdad sobre las discutidas aventuras del doctor Rafael Sandoval, psicoanalista.
Y como es natural, apareció la muerte en estos blogs. No solo en la viudez, también como problema filosófico y médico, como un asunto de salud mental desde el punto de vista de los duelos, en la reseña sobre nuestro protocolo de investigación sobre el suicidio, y premiado en Inglaterra. Surgió en varios obituarios. Y que sirva esta ocasión para recordar el fallecimiento reciente del Nobel de Literatura José Saramago. Eventos trágicos que invitaron a reflexionar en estas páginas virtuales sobre vulnerabilidad humana, el dolor ante la desaparición de los seres queridos y el paso inexorable del tiempo con sus consecuencias, a veces impredecibles.
En estas páginas hubo anotaciones personales, como cuando Ángel Cabrera ganó el Másters de golf de 2009, que, por ser un atleta y un campeón más viejo y gordo que yo, me llené de ímpetu y optimismo. De igual modo hubo blogs sobre crónicas de restaurantes, comentarios sobre noticias y novelas de amigos, así como de otros autores, además figuraron reflexiones sobre cine, que algunos tomaron por recomendaciones, y hasta aparecieron comentarios sobre opera en estas páginas. En especial recuerdo Turandot, que para mí tiene tanto valor sentimental, pues con ella descubrí el prodigio de las transmisiones en vivo y en directo desde el Metropolitan Opera House de Nueva York. Los temas médicos y científicos también estuvieron presentes, como en el blog titulado El virus Influenza A N1H1 y la serie sobre cáncer de seno, escritos que para unos lectores fueron tan pedagógicos como desabridos, mientras para otros, interesantes y útiles; además hubo exposiciones sobre métodos de investigación y dilemas éticos, como el auge de los bancos de células madre, por ejemplo. Y se conmemoró el bicentenario del nacimiento de Charles Darwin, al igual que se publicó ¿Qué nos hace humanos?, cuya síntesis fue “Sobre cómo la evolución de los genes causó al ser humano.”.
En otras entradas aparecieron temas culinarios. Incluyeron recetas de pavo, cebiche y rabo de toro, entre otras. Blogs que algunas señoras consideraron se trataba de publicaciones que servían de relleno cuando se me agotaban las ideas, mientras que para otros lectores, enriquecían la rutina nutricional diaria, hasta el punto que una amiga y periodista los consideró magníficos, y me invitó a redactar la primera columna que jamás vendí a una revista en papel impreso. Pero también hubo temas sensibles y controversiales que fueron desde la tauromaquia hasta el maltrato infantil y los delitos sexuales de los curas, donde además se le abrió espacio a la perspectiva de la Iglesia, explicando su punto de vista a este respecto. Porque Pura Vida también ha sido un lugar hospitalario para los textos de autores invitados, con una serie sobre colombianos que viven en otros países. Y mucha gente cercana y querida pasó por estas páginas, incluyendo amigos del colegio y la universidad, al igual que, como ya anotamos, sirvió de punto de encuentro familiar, por ejemplo con Mi Primo Tico. De todos modos, algunos dijeron en alguna épco que Pura Vida se había vuelto cursi cuando colgué Sentidísimo Homenaje Público a Pablo Barrios Pacheco, a propósito de que mi hijo el internacionalista entró a la universidad, aun así, y de igual modo, por acá también pasaron mis otros hijos, el Gringo y el Rastafari, así como mi padre y mis hermanos, a través de sus expresiones y reflexiones.
Publicar blogs con regularidad es en efecto llevar una bitácora en la web, es un diario cibernético que conlleva rastros de la cotidianidad del autor, así sean inconscientes. Y la libertad que este medio de comunicación ofrece es uno de sus mayores atractivos. La Fe Es Saludable, por ejemplo, fue un texto sobre neurofisiología que primero rechazaron en una revista por considerarlo demasiado laico, entonces lo publiqué como blog. En otra oportunidad, los administradores del widget de Facebook -en el argot de los cibernautas, esta es la herramienta informática que sigue el desenvolvimiento de los blogs-, los jerarcas de esa red social rechazaron a Pura Vida al expulsar estos escritos modestos por considerarlos inconexos. Tal vez tenían razón.
Entonces las publicaciones son independientes del autor, tienen una vida propia dada por los lectores que las interpretan y las utiliza según sus circunstancias. Además, nunca son perfectas. Un cirujano amigo, por ejemplo, señaló errores ortográficos en De la Lengua Española, así mismo, lo hizo un oftalmólogo, también amigo mío, que me mostró contradicciones en Sobre suicidio. Mientras alguien me enseñó la forma correcta de escribir los números y las fechas, otros revelaron lugares comunes y perogrulladas, hasta descubrieron una cita de Benedetti que atribuí equivocadamente a Neruda.
Así que los blogs son páginas publicas que permanecen y se relacionan con otras mediante motores de búsqueda que permiten seguir conexiones, ampliando la información al actualizarlas con textos en orden cronológico, donde los autores mantienen su identidad y autonomía. Y en el caso de Pura Vida sirvieron para explorar, en esencia, tres temas: el amor, la vida y la muerte.


Para terminar, creo que mi próximo objetivo será redactar blogs más cortos y fáciles de leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, por favor, aprecio mucho las impresiones del lector.